Mi foto
Nombre:

sábado, agosto 20, 2005

Animales en la guerra


Acabo de leer un libro bastante interesante que en uno de sus capítulos habla de la utilización de animales en las guerras. Por lo que se ve al hombre no le basta con liarse en guerras continuamente y matarse unos a otros, si no que arrastra consigo a unos pobres animales a los que ni les va ni les viene el motivo de la lucha pues, gane quien gane, ellos siempre se llevarán la peor parte.

Esto de utilizar a los animales en las guerras no es cosa nueva, como muchos recordareis los cartagineses ya utilizaron elefantes contra los romanos; Alejandro Magno los utilizó también para conquistar la India; asimismo fueron utilizados en China, pero hay que reconocer que después de la primera impresión que estos enormes y en algunos casos desconocidos animales causaron, fueron dejados a un lado pues llegaron a ser mas peligrosos para los que los llevaban que para el enemigo. Por ejemplo en la batalla de Panormo (251 a.C.) las flechas los hicieron enloquecer y corrieron en estampida entre sus propias filas y en la batalla de Zama (202 a.C.) fueron ahuyentados con el ruido de las trompetas produciéndose un alboroto similar.

Los caballos, ¿qué no podría contarse de los caballos? fueron utilizados durante muchísimos años, como transporte y como fuerza de ataque, quizás se le pueda considerar el mejor y mas valiente “soldado animal” de todos los que participaron en las guerras y a pesar de ello, no me extenderé en hablar de estos sufridos y nobles animales pues son bien conocidos por todos.

Hay otros animales que participaron en las guerras pero quizás su cometido es menos conocido y aunque no entre en profundidad voy a dar un repaso para que os deis cuenta la cantidad de majaderías que el ser humano es capaz de concebir sin importarle ni un ápice el daño que puedan causar, sencillamente cogen y utilizan a los animales según les convenga, como si no fueran seres vivos que nada tienen que ver con sus locuras, esas locuras que arrastran al ser humano a matarse unos a otros sin piedad.

Tenemos por ejemplo a las luciérnagas, ¿sabíais que fueron utilizadas por los soldados de la Primera Guerra Mundial para poder ver los mapas en las trincheras y así no ser descubiertos por el enemigo si utilizaban una luz más convencional?

Los murciélagos tampoco escaparon de los planes. Durante la Segunda Guerra Mundial, el proyecto estadounidense X-Ray propuso la sujeción de cargas minúsculas de napalm a millares de murciélagos para liberarlos sobre Japón. El plan se abandonó después de que los murciélagos escaparan y destruyeran un hangar y el coche de un general en Nuevo Méjico. Doy por hecho que los murciélagos quisieron dejar bien claro que no pensaban colaborar.

Otro caso curioso es el de los loros. Durante la Primera Guerra Mundial encaramaron a unos cuantos loros adiestrados en lo alto de la torre Eiffel, desde donde podían avisar con veinte minutos de antelación de la proximidad de aviones. Los loros tampoco colaboraron mucho y no les dio la gana de hacer distinciones entre aviones alemanes y aliados.

Otro animal que tampoco aclaró mucho su valía, por lo que fue rechazado y considerado “no apto” como soldado, fueron las garrapatas. De nuevo los estadounidenses trataron de utilizar insectos chupópteros para detectar tropas enemigas ocultas, pero o no chuparon donde debían o las tropas ocultas estaban mas que acostumbradas a las garrapatas y ni se movieron delatando su posición.

Los monos, además de usarse como mascotas, se nombran en un tratado sobre el arte del asedio. El primer ministro brahmán Kautilya, del siglo IV, escribe sobre la quema de las defensas en las fortalezas mediante la utilización de monos amaestrados para pasar artefactos incendiarios sobre las fortificaciones.

A los gatos se les llevaba a las trincheras para que se comieran a los ratones para evitar enfermedades. Canarios y ratones eran introducidos en los túneles cavados detrás de las líneas enemigas para detectar gases venenosos. Los perros entrenados para la lucha ya combatieron en tiempos de los romanos y fueron usados también por los españoles en el siglo XV; sirvieron también en muchas otras guerras como exploradores y para detectar municiones en emboscadas en la guerra de Vietnam al igual que lo hicieron en la guerra del Golfo para buscar armas y explosivos. Las palomas usadas como mensajeras ya en tiempos de los griegos y romanos siguieron haciéndolo mucho después y en la Primera Guerra Mundial equipadas con cámaras quizás fueron los primeros fotógrafos aéreos; en la Segunda Guerra Mundial todavía se usaron como mensajeras cuando no se podía utilizar la radio. Los delfines y leones marinos fueron utilizados para localizar minas y para vigilar la aparición de hombres rana.

Muchos otros son los animales obligados a alistarse a la guerra pero creo que estos que os comenté fueron los más representativos. Para finalizar os contaré que los ingleses al menos tuvieron el detalle de crear lo que se conoce como “La cruz de la victoria para animales”, la medalla Dickin, no creo que a los animales les importe un pito la medallita en cuestión, pero como dato curioso de las ideas luminosas del género humano no está de más que lo comentemos. Entre 1943 y 1949 se concedieron 54 medallas Dickin: 32 para palomas, 18 para perros, 3 a caballos y 1 para un gato; a los demás que los zurzan. Uno de los perros condecorados se llamaba Rob, que realizó más de veinte saltos en paracaídas realizando misiones secretas tras las líneas enemigas en la Segunda Guerra Mundial. El único gato condecorado se llamaba Simón, era un gatín pequeño, blanco y negro, que viajaba a bordo de la fragata real inglesa Amethyst por el río Yangtze, en China. El barco fue atacado y parte de la tripulación murió y Simón, con cuatro heridas de metralla, quemaduras y un buen susto, continuó cumpliendo con su deber que era deshacerse de las ratas del barco. Simón que vivió toda su vida en el mar, murió cuatro días antes de recibir su medalla.

Y aquí doy por terminada mi tertulia de hoy con un nuevo llamamiento en favor de los animales, amémoslos y no los metamos en la cantidad de fregados que los humanos nos traemos entre manos, pues no solo es la guerra, también los experimentos científicos se llevan a una buena parte de estos maravillosos seres haciéndoles padecer sufrimientos horribles con la disculpa de estar haciendo un bien a la humanidad.

32 Comments:

Anonymous carlos said...

Un gran e interesante post el de hoy, bien eh leído algo que decía así "Dios le dió a Adán el perro, y le dijo cuando me ames como tu perro te ama podrás venir conmigo". Deberíamos ser como los animales al menos ellos no se pelean por algo estúpido y sin sentido como se ah echo a través de la historia, y aun así los perros y los caballos son usados actualmente por la policía y el ejército. Cegados por la ambición.

Un beso

agosto 20, 2005 4:43 p. m.  
Blogger marrakech said...

Siempre sorprendiéndome con tus enseñanzas. Es curioso, no ignoraba todo pero jamás me dió por pensar en la labor de los animales en el transcurrir de guerras.
El hombre siempre ha sido y seguirá siendo así, utilizando al más débil, al que no protesta. Siempre se han valido de ellos, también en deportes -sobre todo cinegéticos- para su distracción y como incondicional ayuda.
Es el hombre el principal destructor de todo, naturaleza y universo. Tal parece no necesitar vivir en/de ellos. Gracias por lo que aprendí hoy y un beso.

agosto 20, 2005 8:24 p. m.  
Anonymous audreyrose said...

Un tema muy interesante, bien expuesto, como nos tienes acostumbrad@s. La raza humana siempre queriendolo controlar y manipular todo para conseguir sus fines, menos mal que la naturaleza de vez en cuando nos da sopas con honda y no se deja (por ejemplo en el caso de los murciélagos, que bueno).
Un abrazo.

agosto 21, 2005 3:15 a. m.  
Anonymous Kuan said...

Interesantísimo tu artículo, Leo. El problema del ser humano es que, creyéndose superior, racional, inteligente..., etc., olvida algo fundamental, que es el respeto a la vida, la lealtad, y sobre todo el reconocimiento y la gratitud a la naturaleza que lo ampara. Dentro de la naturaleza estamos todos y todos, sin excepción somos necesarios y cumplimos una función que nadie puede sustituir.
Así pues, demostramos ser los más animales del mundo animal, y esto casi me parece un elogio.

Un abrazo :)

agosto 21, 2005 9:46 a. m.  
Anonymous Trini said...

'Jopé! Leo, me encantan tus Post, me entero de cada cosa...
Lo de las palomas ya lo sabía, hasta ahora se siguen manteniendo, lo vi el otro día en televisión.Pero lo de los loros, garrapatas y muercielagos tiene guasa, ni una neura viva el que lo propuso vamos.

Un abrazo y gracias por regalar tus conocimientos.

agosto 21, 2005 12:04 p. m.  
Blogger almena said...

Hola, amiga Leodegundia. De nuevo por aquí aunque de momento a intermitencias.
Qué curioso todo lo que cuentas... y también qué lástima que el afan de poder del ser humano pueda violar así las leyes del mundo animal. ¡Mi olé por murciélagos y loros!
¿No podríamos aprender muchas cosas de ellos?
Tus post son como tesoritos.
Un besazo

agosto 21, 2005 3:07 p. m.  
Anonymous chupituni said...

JO chica, como me culturizo contigo jajaj

Me ha encantado Simón, ole y ole por él, que penita que muriera antes de ganar la medalla :(

Besitosss

agosto 21, 2005 4:32 p. m.  
Anonymous ZaiBy said...

siempre me sorprendes... besos

agosto 21, 2005 5:24 p. m.  
Anonymous Consumidor irritado said...

Como siempre un interesantisimo post y magnificamente tratado y narrado. ¡enhorabuena!

agosto 21, 2005 9:07 p. m.  
Anonymous jose said...

Es aberrante lo que es capaz de hacer el hombre cuando se olvida que es el ser más capaz de crear y se convence de que le es más útil destruir.
Es igualmente aberrante premiar con medallas a animales. Ellos tienen un sentido del valor de las cosas mucho más sensato y real que nosotros, que somos capaces de matar para cambiar un trapo de encima de un palo, o de perforar un monte para encontrar una piedra que brille.
Pero ojalá en las guerras sólo hubieran participado esos animales que tú nos cuentas. Hay más animales que dejaron su alma allí, y tampoco eran conscientes de porqué morían, porqué mataban. Y además los había de muchos tamaños: jóvenes, adultos, machos, hembras. Llegaban a enfrentarse ejemplares de la misma especie en bandos contrarios; incluso algunos miembros de una misma camada se enfrentaban entre sí.
Algunos lograron sobrevivir y, aún hoy se preguntan quién venció y quién fue vencido, qué ganaron los que dicen que ganaron, quién y para qué comenzó todo aquello.
Pero sobre todo se preguntan si con tantas guerras como siguen habiendo no se pondrá esa especie en peligro de extinción.
Es curioso: algunas especies de animales están protegidas para la caza; ¿no se nos está olvidando proteger a alguna especie importante?
Un saludo, Leo.

agosto 21, 2005 11:43 p. m.  
Anonymous Azul said...

Lo de las luciernagas(dicho sea de paso son mis "bichos" facoritos, para ver) me lo conto mi abuelo hace mucho. Y sin duda los humanos no solemos conformarnos con armar guerras, sino en arrastrar todo lo que podemos junto con nosotros.

Muy curioso y ameno, pero como siempre con tema para meditarlo.

Biko y buena semana!

agosto 22, 2005 8:00 a. m.  
Anonymous nairoa said...

Aprovecho este post para deciros que si quereis adoptar a un perrito o gatito pensad en las perreras municipales y ademas en las asociaciones tales como protectoras y demas,,,, yo estoy muy contenta con la protectoda La Senda De Akela de Langro Asturias, hemos adoptado a Foxter un Perrito abandonado desde los cuatro meses y criado en la protectora.....
Un saludo a todos....

agosto 22, 2005 9:56 a. m.  
Anonymous valentina said...

Siempre usamos a los demás,aunque sea un "animal"....en nuestro provecho.
Besitos.

agosto 22, 2005 10:15 a. m.  
Anonymous peregrino said...

Es un tema triste, pero lo has tratado de forma que resulta interesante de leer. Lo de los elefantes de anibal contra los romanso fue curioso, pero claro solo asustaban en la primera batalla, a la segunda ya te lo esperas y no es lo mismo.

Un post muy salvaje :P

agosto 22, 2005 12:10 p. m.  
Anonymous Muyerina said...

Te felicito por el post y por la foto del principio, no podías haber encontrado otra mejor. Quizá esa ardilla tendría que tener cuidado y no dejarse fotografiar demasiado con esa pose tan guerrera, no vaya a ser que le de ideas a cierto tipo de gente, que no tendría reparo en llamarla a filas...
Parece mentira lo que los hombres estamos dispuestos a hacer por llevar a cabo nuestros propositos, damos asco.

agosto 22, 2005 12:31 p. m.  
Anonymous Oxifonika said...

Es realmente escalofriante lo que los humanos podemos llegar a hacer con tal de conseguir lo que pretendemos (y encima de este modo, con violencia y sufrimiento); para que luego digan que somos los únicos animales racionales...
Respecto a lo de experimentar con animales en los laboratorios antes de con humanos, también es cierto que se cometen verdaderas aberraciones. Aunque supongo que en este caso, es más complicado, intervienen más factores, etc.

agosto 22, 2005 2:05 p. m.  
Blogger ugne said...

poor animals

agosto 22, 2005 3:12 p. m.  
Anonymous diego said...

Interesante como siempre. Hace algunos años leí que un ejercito -no recuerdo cual- ataba explosivos en un perro de raza pastor alemán, y arriba de él ponía una especie de antena. Enviaba al perro corriendo hacia el tanque enemigo para que se metiera debajo de él, y la antena al entrar en contacto con el metal, activaba la bomba. Sólo recordarlo me hace sentir enojado de nuevo. Hace mucho que no venía, pero ya estoy de regreso, saludos!

agosto 22, 2005 3:57 p. m.  
Anonymous Adrià Urpí said...

Ya sabes lo que pienso sobre el tema de la explotación de los animales (los post que escribí sobre la caza). No conocía el tema de los murciélagos...la verdad es que ya no me sorprende nada de nuestro género humano.
Un beso

agosto 22, 2005 5:29 p. m.  
Blogger Buttercup 20 said...

Acabo de descubrir tu blog, me ha parecido interesante, interesante. Volveré.

agosto 22, 2005 5:46 p. m.  
Anonymous vergonzoso said...

como siempre has estado "bordada". mmm. Yo tambien soy amante de los animalitos. no me gustan nada, pero los respeto y bueno... ahí estan, que no me molesten!.

eso si , deberías darnos tu opinión sobre insectos asquerositos, porque yo las cucarachas, etc.. pfff. las tengo que matar. me "nace".

agosto 22, 2005 10:35 p. m.  
Anonymous mark66 said...

Siempre lo pienso. Contigo, Leodegundia, ya no hace falta que compre ni el "Muy Interesante", por decir algo. Me entero mucho más de cosas verdaderamente interesantes leyendo tu blog que en cualquiera de este tipo de revistas, jajajaja.
Fíjate, que incluso les dieran medallas a los animales. ¡QUe curioso! ¿Pero cómo sabes tanto? Tú si que te curras bien los post, hasta el más mínimo detalle.
Ayer mismo leía yo la historia de Aníbal y los cartagineses en España. Siempre me ha fascinado su historia, la de su padre Amílcar Barca, el yerno Asdrúbal, y el otro hijo de Amílcar, de nombre Asdrúbal también. Cada vez que leo la historia no dejo de pensar que me hubiera gustado que fueran los cartagineses y no los romanos los que triunfaran finalmente. ¿Sabes que me gustaría? QUe Marco Vassallo viajara hasta allí para ser testigo de aquella historia.
Esa, y el traspaso de poder de los visigodos a los árabes en España, es decir, el ocaso de aquéllos y el inicio de la reconquista, son dos de las historias que más me fascinan.
Vamos, que aprecio enormemente tu interés por la historia, algo que hoy en día a muchos les viene grande. Y yo, disfruto como un cosaco, jajajaja. Hablas de animales si, y del desgraciado uso que el ser humano hace de ellos, pero siempre intercalas datos sobre la historia magnificos.
Besotes, de corazón.

agosto 23, 2005 11:02 a. m.  
Anonymous Miguelon said...

Ya lo decía Roberto Carlos, (el cantante, no el futbolista) "yo quisiera ser tan civilizado como los animales".

Hubo en la II guerra mundial un uso de los perros, que se les taban explosivos en el cuerpo, y se les enseñaba a meterse debajo de los tanques y una vez allí se le hacía saltar por los aires, a los perros, al tanque y a quien hiciera falta.

Magistral. Besos.

agosto 23, 2005 5:27 p. m.  
Anonymous Raúl said...

Es duro lo que le pasa a los animales... Ojalá no hubiera más guerra para nadie. No conduce a nada distinto al sufrimiento.
Te cuento que no había leído el "post" de Vigeland. Me impactó mucho. Te cuento que no conocía su obra. Ojalá algún día vaya a Noruega, y lo conozaca.
Saludos,

agosto 24, 2005 12:58 a. m.  
Blogger Asturestu said...

Muy interesante el post. Es increíble lo que ha sido capaz de hacer (hace, hará) el hombre por ambición o egoismo. No le basta con matarse a si mismo, sino que tiene q implicar a otros, ya sea gente inocente, que aunque no entienda pòrque demonios tiene q haber una guerra sabe lo destructiva que es, o animales, esclavizados en cierto grado, que mueren y jamás podrán entender q es lo q les ha matado o por qué razón. Por otra parte todos hemos conocido el uso de animales como caballos, perros... pero murciélagos?? Caray, me ha sorprendido.

Un saludo!
PD: Por cierto, soy Aatomo, pero por unos "problemillas" he tenido que cambiar de blog.

agosto 24, 2005 1:40 a. m.  
Anonymous Ume said...

Vaya, interesante la tertulia de hoy... eres un pozo de sabiduría!!!... Gracias por hacernos un poquito más conocedores de la historia... Un saludo.

agosto 25, 2005 12:11 a. m.  
Anonymous Natalia (cenicienta) said...

Vaya desde luego, los mayores animales somos sin duda los seres humanos... Pobrecitos, por qué narices tendremos q meternos en nuestros estúpidos lios.. y eso q se supone q somos la especie inteligente... jjjajaj

agosto 31, 2005 5:13 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

buscaba cual era el gato condecorado en la segunda guerra mundial y porque dicha condecoracion, pero he quedado encantada con tantos blogs, eres una persona muy culta y el motivo de mi comentario es porque me gustaria saber su biografia, la busque por internet pero no encontre, mi nombre es Dayanara porfavor, escribanme al sdcs2006@hotmail.com.

marzo 12, 2006 5:46 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola el tema de los animales en la guerra me interesa muchísimo, me gustaría recopilar toda la información posible. Por favor quien sepa algo del tema o me pueda dar pistas de por donde seguir buscando que me escriba, sepsabi@hotmail.com. gracias. También me gustaría saber el título del libro de Leodegundia de donde sacó el capítulo.

mayo 12, 2008 9:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

pero si los perros rotbailers los hisieron en la guerra fría para matar al enemigo.. estos perros no han estado siempre.. y aún que muchos no lo crean los rotbailers fueron creados mitad lobo mitad varias razas de perro...

salu2

marzo 30, 2009 3:16 a. m.  
Anonymous Tus huellitas said...

Hola estuve revisando tu blog y me parece muy interesante y entretenido, sobre todo que la información es detallada y precisa, espero que sigas posteando más temas para informarnos y comentar.

noviembre 18, 2011 8:05 p. m.  
Anonymous Lau said...

por favooorr!! cómo se llama el libro??

octubre 25, 2012 12:08 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home